Fideuá de Pollo

  • Fideuá de Sepia
    y Gambas

  • Fideua Verduras

  • Fideua Carne

  • Fideua Mariscos

  • Fideua Pollo


  • "Fideuá de Pollo"

    Receta de Fideuá de Pollo





    Este plato de fideuá de pollo es ideal para preparar como almuerzo cualquier día de la semana, ya que es un plato muy nutritivo y sabroso, que se prepara de forma sencilla siguiendo nuestras indicaciones.

    Ingredientes:

    - 300 gramos fideos especiales para fideuá
    - 300 gramos de pollo
    - 200 gramos de tomate triturado
    - Un pimiento verde
    - Un pimiento rojo
    - Un litro de caldo de pollo
    - Azafrán
    - Pimentón dulce
    - Una hoja de laurel
    - Aceite de oliva virgen
    - Pimienta negra molida
    - Sal




    Preparación:

    Un plato perfecto para un almuerzo familiar es la fideuá de pollo, un plato apetecible que puedes preparar todo el año de forma sencilla y sin necesitar demasiados ingredientes ni tiempo de preparación. Para hacerla vamos a emplear carne de pollo, del tipo que cada uno prefiera, aunque la más recomendable es la pechuga, ya que es muy limpia y no tiene huesos, algo ideal sobre todo si los más pequeños de la casa van a disfrutar de este plato. Limpiamos la carne de pollo, la troceamos en daditos o tiras no muy grandes y la salpimentamos al gusto.

    Después lavamos los dos pimientos, para quitarles la suciedad que tengan, los abrimos, les quitamos los tallos y las semillas del interior, y si tienen venas interiores muy grandes, las quitamos, ya que pueden amargar. Una vez los tengamos bien limpios por fuera y por dentro los troceamos lo más pequeño que podamos, ya que deben quedar casi desechos una vez que se sofrían, para que den sabor al plato pero no se aprecien demasiado a la hora de comer. Hay quien prefiere lo contrario, que se noten, si te gustan más grandes, hazlo así.

    Ponemos a calentar a fuego medio una paella con un buen chorreón de aceite de oliva virgen, y cuando alcance buena temperatura vamos a sofreír los pimientos, removiendo para que se cocinen bien y no se quemen. Una vez los tengamos blandos y empiecen a dorarse, agregamos el tomate triturado, que puede ser de lata o que hayamos triturado antes. Si tenemos buenos tomates de temporada, es mejor y resulta más sabroso triturarlos nosotros, pero si no los tenemos entonces podemos emplear una lata, que no da mal resultado.



    Dejamos que el tomate se cocine a fuego medio-suave para que se vaya espesando y tomando cuerpo. A los 5 o 6 minutos agregaremos a la paella una hojita de laurel y los trozos de pollo salpimentados, que saltearemos durante otros tantos minutos, dando vueltas a los mismos para que se doren por todos lados. Al finalizar añadimos pimentón dulce, removemos bien y mantenemos a fuego suave durante uno o dos minutos, después se vierte el caldo que vayamos a emplear, pero lo agregamos en caliente. Os recomendamos dejar un vasito de caldo por si hiciera falta añadirlo al final de la cocción.

    Subiremos la intensidad del fuego y esperamos a que el caldo empiece a hervir, entonces le añadimos un poco de azafrán para dar color al plato y los fideos huecos. Tras esto bajamos la potencia del fuego y dejamos que se cocinen los fideos un cuarto de hora a fuego medio. Cuando estén casi listos, si es necesario agregaremos un poco más de caldo para que quede bien hechos, aunque lo agregamos poco a poco para que no quede una fideuá demasiado caldosa. Finalmente vamos a servir bien caliente en los platos esta rica fideuá con pollo, que como ves es sencilla de hacer, y verás cómo os encantará comer.